Follow by Email

lunes, 10 de septiembre de 2012

La electrosensibilidad

¿Habías oído hablar de esta enfermedad? No, no nos la estamos inventando, es una nueva afección que se ha desarrollado junto con el nuevo modelo de sociedad y que presenta síntomas muy difíciles de diagnosticar.

Ser eléctricamente sensible quiere decir que se poseen una serie de síntomas, como pueden ser el dolor de cabeza, el cansancio crónico o la dificultad para dormir, que se intensifican más al encontrarse cerca de aparatos eléctricos o fuentes de radiaciones.

Se le llama el "Síndrome de Microondas" y suele afectar a personas con el sistema inmunitario debilitado.

El diagnóstico es complicado ya que los síntomas son muy comunes y se pueden adjudicar a un sinfín de causas. Por ello, los enfermos suelen estar años de especialista en especialista buscando una solución y, durante todo este tiempo, su enfermedad se ve agravada.

No existe un tratamiento específico aún. La única posibilidad es reducir al máximo la exposición a las fuentes de radiación electromagnética, como antenas, móviles o aparatos eléctricos. Para ello conviene contratar un profesional que investigue la cantidad de radiación que existe donde vivimos y, sobre todo, donde dormimos.

La alimentación es muy importante para tener a raya este problema. Debemos seguir una dieta equilibrada en la que no existan carencias de ningún nutriente y tratar de comer alimentos ricos en melatonina (nueces, avena y arroz), y triptófano (plátanos y pipas).

Los únicos tratamientos que existen, pero que no son definitivos, consisten en descargarnos de las radiaciones electromagnéticas que guardamos en nuestro cuerpo a través de terapias por biorresonancia, como la moraterapia. Esto nos provocará una disminución de los síntomas para poder llevar una vida equilibrada.

¡Vive y cuida tu salud con los consejos de Agua Pura Salvavidas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta entrada