Follow by Email

jueves, 8 de marzo de 2012

Proceso de purificación del agua

Captación de agua:
 
El agua se obtiene en la parte del norte de la ciudad, en las instalaciones de Salvavidas S.A donde, después de ser desinfectada con cloro, se traslada a un depósito general situado en la planta procesadora.

Acondicionamiento químico y filtración:

El agua siempre contiene sólidos suspendidos o disueltos y por eso es necesario que pase por un tratamiento químico que regule la cantidad de sólidos a cantidades normales para el consumo humano. Esta regulación se efectua mediante la aplicación de sulfato de aluminio y cal hidratada, los cuales, después de haber ejercido su acción, son eliminados a través de una serie de filtros de diferentes tamaños, siendo el más pequeño el de 0.45 micras. Luego el agua se traslada a otro depósito.


Desinfección con rayos UV:

En esta etapa el agua pasa a través de lámparas de luz ultravioleta, que continúan desinfectándola. Los rayos UV son un bactericida y germinicida que destruye las bacterias y otros microorganismos que aún hayan quedado en el agua. Los rayos rompen los enlaces moleculares para inducir o catalizar reacciones químicas. Cuando el objetivo es eliminar la contaminación biológica la ruptura de los enlaces puede matar o esterilizar los organismos presentes. 

La dosis necesaria de rayos UV para matar microorganismos está determinada por el tiempo de exposición y la intensidad de la misma.


Ozonización:

El último paso de la purificación es el de ozonificar , garantizando asi a nuestro público consumir agua 100% potable. Este es un método de desinfección que ha sido ampliamente difundido en el mundo, ay que se ha demostrado que el OZONO, no sólo destruye bacterias, asporas y virus, sino que posee además propiedades desodorantes y decolorantes. El ozono es un oxidante muy poderoso y a esa propiedad se atribuye su poder desinfectante. Actúa sobre los organismos lisando su pared celular y dispersando su citoplasma. En el campo industrial, en la fabricación de alimentos, bebidas y especialmente para los productores de agua pura envasada, el ozono es una gran alternativa, ya que al usarlo se puede ofrecer agua de alta calidad, libre tanto de microorganismos como de sabores u olores objetables.


Llenado: 

Todos los garrafones que se emplean para comercializar Agua Pura Salvavidas son sometidos a un riguroso proceso automático de lavdado y desinfección, en el cual se emplean altas temperaturas y soluciones alcalinas para el envase de polycarbonato y así garantizar que esta se encuentre libre de cualquier contaminante. Los envases salen de la lavadora y son trasladados a la llenadora, donde se introduce el Agua Pura en forma totalmente automática. Posteriormente cada uno de los envases es sellado, colocándosele su tapón de seguridad, previamente desifectando con agua ozonizada. Este tapón cuenta con un servidor incorporado, el cual está diseñado para evitar que el agua se exponga a cualquier tipo de contaminación, aún después de abierto.

Distribución: 

Finalmente los garrafones son enviados a las bodegas de producto terminado, para ser distribuidos inmediatamente al público consumidor a través de nuestra flotilla de distribución.

Control de Calidad:

Fabrica de Bebidas Salvavidas S.A cuenta con un departamento de control de calidad que realiza rutinariamente análisis físicos, químicos  y microbiológicos durante cada etapa del proceso de Agua Pura Salvavidas, para garantizar un producto de alta calidad que cumple con normas nacionales e internacionales establecidos para el agua potable de consumo humano.

Adicionalmente, Agua Pura Salvavidas es controlada externamente por laboratorios y entidades de reconocido prestigio internacional, como lo es NSF (National Sanitation Foundation).

De esta manera se establece que Agua Pura Salvavidas es un producto de máxima calidad, el cual garantiza salud y bienestar para usted y su familia.

Agua Pura Salvavidas es la más confiable y segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta esta entrada